EDUCACIÓN EN VALORES



Cuerdas

Cuestión de actitud









"Sweet Cocoon"










OKTAPODY. 

Oscar 2009 Animated Short Film










La parábola de la mantis








      





El hombre que plantaba árboles.










         





 CRUZ ROJA            














  




 AUTOESTIMA




                   





El puente











29 comentarios:

  1. tus videos me hacen mu contento por lo bonitos que son

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima vez......escribe tu nombre, por favor.

      Eliminar
    2. Maestro soy Pablo de tu curso y me encantan tus vídeos por todo el trabajo que has hecho y por que son los mejores que he visto en mi vida

      Eliminar
  2. tus videos me hacen mu contento

    ResponderEliminar
  3. me encantan los videos de aquí

    ResponderEliminar
  4. Todos los videos se pueden entender muy bien y son muy divertidos.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los videos de aquí son los mejores y muy entretenidos

    ResponderEliminar
  6. tus videos son cortitos y bonitos no se si me he subscrito 2 veces pero por si acaso

    ResponderEliminar
  7. me gustan estos videos cortos

    ResponderEliminar
  8. Érase una vez un pastorcillo que vivía en Puerto Rico con sus cabras.


    Un día, el pastor llamaba a sus cabras pero ellas no le hacían caso y seguían pastando. A partir de ahí, el pastor se puso a llorar y llegaron unos animales dispuestos a ayudarle, pero, ninguno lo consiguió. Después, llegó una pequeña abejita y todos se reían de ella porque ellos creían que no iba a conseguir que las cabras dejaran de pastar.


    Al final, la abejita consiguió ayudar al pastorcillo, las cabras volvieron a hacerle caso al pastor y los animales no se reirán más de la abejita.

    ResponderEliminar
  9. Hugo Martinez.Maestro Paco eres el mejor8 de octubre de 2018, 9:44

    AS CABRAS TESTARUDAS

    Había una vez un pastor que todos los días hacía un chiflido
    y todas las cabras iban con el todas las cabras .

    Hasta que un día como de costumbre hizo un chiflido y ninguna cabra acudió a él entonces pasados unos minutos viendo que ninguna cabra acudía a él se puso a llorar. Luego apareció un precioso conejo y le dijo que porque estas llorando y se lo explicó todo. Y todos se pudieron a llorar porque el conejo se lo contó a todas las cabras.
    Y a una cabra le pico una abeja . Y todos se estaban riendo de ella . Pero al final lo soluciono porqué al picarle le siguieron todas hacia el rebaño.

    Al final la abeja le guiño el ojo y se fue zumbando por donde había venido . Si y al final todo volvió a ser como antes.

    ResponderEliminar
  10. LAS CABRAS TESTARUDAS

    En la isla de Puerto Rico vivía un joven pastor.
    Cada día sacaba a sus cabras al campo para que pastaran y por la tarde silbaba para que entraran en la granja.

    Pero un día silbó y las ovejas no le hicieron caso, y por más que agitaba las manos, nada, el pastor se dio por vencido y en una roca se puso a llorar. Entonces paso por ahí un conejo y le preguntó que qué le pasaba. El pastor le contestó que las cabras no le hacían caso, y que si no llegaba pronto su padre le castigaría. El conejo le ayudó, pero no dio resultado. Al rato paso una zorra y le preguntó al conejo, por qué lloraba, cuando el conejo le contó lo ocurrido, les ayudó, pero nada. Por ahí pasó un lobo y preguntó a a la zorra que les ocurría, la zorra le contó lo pasado. Y el lobo actuó, y nada. Llegó una abeja y preguntó que ocurría, cuando se enteró, les dijo a todos que les ayudaría. Pero todos se rieron de ella por ser pequeña, y entonces la abejita lo izo, consiguió meter a las obejas en la granja.

    ResponderEliminar
  11. Hola maestro soy Daniela de 6°B me encantan estos videos son los mejores como tu te quiero Paco! Sigue así Yo soy QUINTORUEDASEXTO😀😀😀😀😀

    ResponderEliminar
  12. LAS CABRAS TESTARUDAS
    Había una vez un muchacho que trabajaba como pastor. Cada día salía con su rebaño de cabras para que comieran hierba y liebres por el monte.



    Por la tarde el chico silba y todos los animales se acercaban a el Para regresar a la granja formando un pelotón. En una ocasión a última hora cuando la luna comenzaba a asomar entre las nubes el pastorcillo las llamo como de constumbre pero algo más que silbaba y hacían caso las cabras no le respondían el no entendía nada y comenzó a llorar al ratito un lindo conejito se acerco después vino un lobo y tampoco lo soluciono al rato una abeja se acerca ellos creían que no lo iba a hacer el zorro y el conejo la abeja se sintió muy dolorida al escuchar esas palabras la abeja dijo que se vallan y se fueron sin perder el tiempo fue hacia el rebayo y comenzó a zumbar sobre ellos .Las cabras la abeja le pego un picotazo al las ovejas


    AL FINAL LAS OVEJAS LES HICIERON CASO

    ResponderEliminar
  13. LAS CABRAS TESTARUDAS

    Erase una vez un pastor que vivía en Puerto Rico. Todos los días salía a pasear a sus cabras. Pero un día no le hicieron caso y se puso a llorar.

    Pasaba por allí un conejo y le pregunto que le pasaba y le quiso ayudar pero el conejo saltó y brinco pero las cabreas ni caso al conejo.
    Lo mismo le pasó a la zorra que pasaba y al lobo no le hicieron ni caso.
    Pero pasado un rato llega una abeja y quería ayudar, peo se rieron todos de ella, y llegó zumbando molestando a las abejas y a la mayor le pico en el culo y salió corriendo y todas detrás de ella.

    Todos se disculparon y se volvió zumbando a su colmena.

    ResponderEliminar
  14. ESTOS VIDEOS SON LOS MEJORES, Y EL BLOG TAMBIÉN ES EL MEJOR.
    Y TU TAMBIÉN PACO.

    ResponderEliminar
  15. Había una vez un pastor en Puerto Rico.
    Tenía un problema con las cabras. No le hacían caso.

    SI no le llevaba las cabras a su padre le iba a regañar. Así que fue atrayendo a animales para que le ayudaran. Primero salió un conejo, después salió un zorro, luego un lobo y por último una abeja. Pensaban que una abeja no lo iba a conseguir pero lo consiguió y les dio una gran lección a todos

    Al final llegó a tiempo y lo consiguió

    Nos enseña que da igual el tamaño de las personas todos somos iguales.

    ResponderEliminar
  16. LAS CABRAS TESTARUDAS
    Esta historia trata de un pastor, que cada día salía al campo con su rebaño de cabras.

    Un día el pastor silbó y las cabras le ignoraron. El chico desesperado se sentó en una piedra y comenzó a llorar. Al rato llegó un lindo conejo y le dijo que por que lloraba y le explicó que le pasaba. El conejo empezó a saltar y a gruñir para que se movieran, pero no les hizo caso. Se sentó al lado del pastor y comenzó a llorar. Llegó un zorro y les preguntó porque lloraban y le contestaron. El zorro se acercó a las cabras y aulló. Las cabras ni se movieron y se puso a llorar él también. Al cabo de un rato llegó un lobo, que se quedó muy sorprendido al ver a todos llorando. Al lobo le pasó lo mismo que a todos y se puso a llorar. Después llegó una abejita y se quedó muy sorprendida al verlos llorar, y dijo que ella lo quería intentar. Todos los animales se pusieron a reírse de ella. La pequeña abejita lo intentó.

    Al final la abejita lo consigue y los otros animales se disculpan.


    Nos enseña a no reírnos de los demás, y que no importa el tamaño ni la fuerza.

    ResponderEliminar
  17. Era sé una vez un tigre negro y un venado blanco. Ambos estaban cansados de vivir en la calle y querían una cabaña para vivir.
    El venado se puso a buscar un sitio y lo encontró y se puso a hacer el suelo.
    Llegó el tigre y se encontró el suelo hecho y se creía que le había ayudado el dios Tulpa y se puso a hacer las paredes.
    Cuando por la mañana llegó el venado se encontró las paredes puestas y se creía que le había ayudado el dios Tulpa y se puso a hacer el techo.
    Y cuando llegó el tigre a seguir con su trabajo se creía que el dios Tulpa le había ayudado otra vez y quiso estrenar la cabaña.

    Al despertar se encontraron los dos cara a cara. Se pusieron a poner normas de caza y las de la casa. Ese día le tocaba al tigre cazar y cazó un venado y el venado se atemorizó y el venado cazó un tigre y se atemorizó el tigre. Cada uno se fué a una parte de la selva.

    ResponderEliminar
  18. ahí tienes mi resumen, paco eres el mejor

    ResponderEliminar
  19. Ana Isabel Megías delgado5 de noviembre de 2018, 9:34

    EL TIGRE NEGRO Y EL VENADO BLANCO

    Hace muchos años en la selva del amazonas vivían un tigre negro y un venado blanco. Los dos vivían fuera de techo, pero un día se cansaron y decidieron hacer una cabaña por separado.

    Ambos eligieron el mismo lugar. Se pusieron manos a la obra. Sin darse cuenta se ayudaban el uno al otro, pero ellos creían que era su dios Tulpa. Cuando terminaron se dieron cuenta de que eran ellos y no Tulpa, pero prefirieron ir cada uno por su lado.

    MORALEJA: si hubieran hablado se abrían dado cuenta de que ninguno le habría hecho daño al otro.

    ResponderEliminar
  20. EL TIGRE NEGRO Y EL VENADO BLANCO

    La historia trata de un tigre negro y un venado blanco que vivían y dormían al aire libre. Echaban de menos cobijarse bajo techo, por eso ambos por separado decidieron hacer una cabaña.

    Sin darse cuenta, eligieron el mismo lugar. El venado que trabajaba durante el día y el tigre durante la noche, se encontraban parte de la tarea hecha. A la cual, ambos, creían que era una ayuda del dios Tulpa.
    Una vez terminada la cabaña y los dos dormidos cada uno en su estancia, al despertarse los dos se encontraron. Se dieron cuenta de que se habían ayudado el uno al otro y decidieron compartir la cabaña. Se organizaron para salir a cazar. Hubo un problema cuando el tigre vino de cazar porque cazó un ciervo. El venado se enfadó y pensó que el tigre podía hacerle daño algún día. Cuando él salió a cazar, cazó un tigre. El tigre pensó que el venado podía hacerle daño también.

    Al final, cada uno se fue a una parte del bosque pero se echaron de menos. Cada uno construyó una cabaña pero ahora con una sola habitación.

    ResponderEliminar
  21. Las cabras testaduras


    Erase una vez una isla llamada Puerto Rico un muchacho que trabajaba como pastor. Cada día salía al campo con su rebaño de cabras para que comieran hierba. El hombre lloró y vino un conejo y le preguntó que te pasa. Le dijo mis cabras no me hacen caso. Le dijo el conejo intentaré, pero falló


    ResponderEliminar
  22. El tigre negro y el venado blanco.

    La historia trata de un tigre y un venado que se cansaron de vivir en el campo y decidieron construir una casa.

    Justamente construyeron la casa en el mismo sitio los dos enemigos mas odiados. Al final al darse cuenta decidieron vivir juntos ya que la habían construido los dos. Pero no fue buena idea se enfadaron porque de cena no paraban de cazarse.

    Al final se cansaron de vivir allí y se separaron.


    ResponderEliminar
  23. EL TIGRE NEGRO Y EL VENADO BLANCO.

    Esta historia trata de un tigre y un venado que no tenían hogar.

    Con el paso del tiempo el venado decidió construir una cabaña. El venado empezó a dejar el terreno bien liso, y después, se puso a dormir en un lecho de flores. Después, llegó el tigre que se puso a hacer el suelo, y se dio un baño en el río. Al cabo de un rato llega el venado. Muy contento se puso a hacer las paredes. Cuando oscureció se fue a buscar algo para cenar. Ya entrada la noche llegó el tigre que se quedó muy sorprendido al ver la cabaña casi hecha. Él hizo el techo, y se tumbó a dormir. El venado llego y se tumbó a dormir. Al tigre le tocó ir de caza y el tigre se trajo un venado. El venado estaba un poco nervioso porque el tigre había cazado uno de su especie. Por la noche se levantó el venado y con ayuda ayuda de unos amigos cazaron a un tigre, y ahora era el tigre era el que se sentía un poco incómodo.

    Al final los dos animales se separan, y ahora debían construir una cabaña con una sola habitación.

    ResponderEliminar

  24. La historia trata de un pastor que vivía en la isla de Puerto Rico.
    Todos los días salía con su rebaño. Cuando ya iba saliendo la luna, el pastor las llamaba pero ocurrió algo extraño. Como le ignoraban se fue a una roca a llorar. Al rato, un conejo se acercó y le preguntó que qué le pasaba. El pastor le explicó todo. El conejo empezó a saltar y gruñir entre las ovejas, pero ni caso. Luego, llegó una zorra y los vio llorando. El conejo se lo explicó todo y la zorra les quiso ayudar. Ella se acercó a las cabras con cara de malas pulgas. Segundos después salieron de su boca unos aullidos, pero las cabras ni se giraron para ver de dónde venían los escalofriantes aullidos. Al rato, pasó un lobo y les preguntó que qué pasaba. Después de explicárselo todo, la zorra, el lobo decidió ayudarlos. El lobo pegó un brinco y sacó los colmillos para asustarlas, pero fracasó. Una abejita que volaba cerca se quedó muy sorprendida al verlos llorar. El lobo le explicó todo a la abejita. La abejita decidió ayudarlos y el lobo se rió de ella.
    La abeja se acercó al rebaño y empezó a zumbar sobre él. Las ovejas al escuchar el zumbido dejaron de comer. Entonces, la abeja sacó su afilado y brillante aguijón trasero y se lo clavó en el culo a la oveja líder.
    MORALEJA: no te rías de los demás porque cualquiera puede hacer las cosas sea más grande o más pequeño, sea más fuerte o más débil.

    ResponderEliminar
  25. El tigre negro y el venado blanco


    Érase una vez un tigre y un venado que estaban hartos de vivir en la calle y decidieron hacerse una cabaña.

    Los dos eligieron el mismo sitio para construir y el venado empezó, y construyó las paredes y el suelo. Cuando llegó el tigre se creía que le había ayudado el dios Tulpa. Después llegó el venado y se encontró el techo hecho, y se creyó que era el dios Tulpa.

    Al final, el tigre y el venado se encontraron bajo el mismo techo y pusieron unas normas, pero el tigre cazó un venado y el venado cazó un tigre y empezaron a desconfiar uno del otro y se separaron.


    Moraleja: Nos enseña a que tenemos que hablar para arreglar las cosas.

    ResponderEliminar
  26. EL TIGRE NEGRO Y EL VENADO BLANCO
    Había una vez en una selva del Amazonas un hermoso tigre negro y un primoroso venado blanco. Ninguno de los dos tenía hogar, así que hacían su vida al aire libre y dormían amparados por el mando de estrellas.

    Con el paso del tiempo el venado empezó a echar de menos cobijarse bajo techo, y decidió construir una cabaña, al igual que el tigre. Sin darse cuenta, los dos, estaban construyendo la misma vivienda, y repentinamente un día al despertarse, se encontraron cara a cara el uno con el otro, llevándose una gran sorpresa.

    Decidieron convivir juntos y cada día encargarse de las tareas diarias por turnos, pero rápidamente empezaron a desconfiar el uno del otro, lo que finalmente conllevó a que se alejaran y abandonaran la cabaña, construyendo cada uno por su cuenta, otra vivienda, a pesar de llevarse entre ellos muy bien y echarse de menos.

    ResponderEliminar